Gestión del cambio

Gestión del cambio

Guiar a sus colaboradores durante el proceso de cambio organizacional

 

La gestión del cambio es la introducción y puesta en práctica de estrategias de transformación, aplicadas a nivel individual y de la organización, para ayudar a una empresa a alcanzar sus objetivos estratégicos. El cambio es imprescindible para que las organizaciones sigan siendo competitivas en el mercado y como un empleador que atrae a los mejores talentos. La forma de comunicar, aplicar y gestionar los cambios es fundamental para alcanzar el éxito.

 

El desafío

1

Saber cómo introducir y poner en práctica el cambio organizacional de la mejor manera

2

Ayudar a las personas a comprender mejor por qué se produce el cambio

3

Reducir al mínimo las interrupciones para que los empleados mantengan el compromiso en el entorno laboral

Cómo podemos ayudar

Los empleados que están comprometidos y que entienden el programa de cambios son mucho más propensos a ayudar para que salga bien. Sin embargo, el personal que no muestra compromiso y que se resiste a los cambios es un problema frecuente. Thomas Engage, nuestra encuesta sobre el compromiso de los empleados, puede ayudarlo a establecer los niveles actuales de compromiso laboral, además de identificar las medidas para hacer los cambios que sean necesarios.

El uso de evaluaciones psicométricas que miden comportamientos, personalidad y aptitudes puede garantizar que el cambio se lleve a cabo de forma satisfactoria: si sabe de qué manera el equipo responde mejor ante el cambio, estará más preparado para gestionarlo de manera eficaz.

Llámenos ahora mismo
Cómo podemos ayudar

Cómo podemos ayudar

Los empleados que están comprometidos y que entienden el programa de cambios son mucho más propensos a ayudar para que salga bien. Sin embargo, el personal que no muestra compromiso y que se resiste a los cambios es un problema frecuente. Thomas Engage, nuestra encuesta sobre el compromiso de los empleados, puede ayudarlo a establecer los niveles actuales de compromiso laboral, además de identificar las medidas para hacer los cambios que sean necesarios.

El uso de evaluaciones psicométricas que miden comportamientos, personalidad y aptitudes puede garantizar que el cambio se lleve a cabo de forma satisfactoria: si sabe de qué manera el equipo responde mejor ante el cambio, estará más preparado para gestionarlo de manera eficaz.

Llámenos ahora mismo
Cómo podemos ayudar

Elaboración de perfiles de comportamiento

Obtenga un conocimiento más profundo del modo de comportamiento de los empleados, cómo prefieren comunicarse y cuáles son sus fortalezas, limitaciones y qué los motiva.

Inteligencia emocional

Averigüe de qué manera sus colaboradores manejan sus emociones, cómo las interpretan, cómo lidian con las emociones de otros y cómo se adaptan a las nuevas situaciones.

Aptitud

Evaluar las aptitudes y competencias de las personas permite mantener su compromiso con el trabajo y con la organización mediante desafíos apropiados, adecuados para sus fortalezas.

El proceso de crear una visión y ponerla en práctica para lograr el éxito se conoce como "cambio organizacional" y, más específicamente, como "gestión del cambio".

La necesidad de cambios en la empresa es constante y puede variar entre cambios pequeños en un proceso hasta proyectos de construcción a gran escala o cambios en los modelos de negocios y el diseño de productos. Se ha debatido ampliamente sobre la cantidad de proyectos de gestión del cambio que fracasan y sobre cuáles son las barreras y factores que provocan este fracaso. Para crear valor para sus clientes, las organizaciones necesitan que la visión se adapte a un entorno que cambia constantemente.

El cambio requiere un proceso de análisis complejo y de interpretación de la incertidumbre. Además, se deben desarrollar estrategias que permitan un crecimiento sostenible. El cambio organizacional se vincula de manera significativa con los resultados de la organización.

La gestión del cambio es un tema candente y también controvertido. Esto es válido no solo para los analistas, teóricos y académicos, sino también para las empresas, organizaciones, gerentes, recursos humanos, desarrollo organizacional y, por supuesto, la pieza clave: el empleado.

Implementar cambios puede ser difícil, especialmente los referentes a los cambios culturales. No obstante, las dificultades pueden disminuir si usted es consciente de ellas desde el principio y las aborda con confianza.

Recuerde que sus colaboradores son importantes y que pueden ser un factor que determine el éxito o el fracaso del proceso de cambio.

Cualquier abordaje para introducir cambios en la cultura organizacional se puede potenciar al conocer los estilos de comportamiento de las personas, así como los factores que las mantienen comprometidas con el trabajo y así se facilite el cumplimento satisfactorio del programa de cambio.


 

Solicite una demostración