Prueba de aptitud

Saber con qué rapidez una persona adquiere nueva información puede servir como fundamento para tomar decisiones de contratación, además de ayudar a crear programas de desarrollo personal.

  • Mide la capacidad intelectual para resolver problemas y la capacidad de adaptación, entre otros aspectos.
  • Permite saber cómo se desenvuelve durante la capacitación.
  • Identifica a posibles líderes que cuentan con las habilidades para impulsar cambios.
  • Asegura que una persona reciba los estímulos suficientes.

Cómo funciona

La evaluación de inteligencia emocional (GIA) mide la aptitud de la persona en 5 áreas centrales: razonamiento, velocidad de percepción, velocidad de cálculo y precisión, significado de palabras y visualización espacial.

5 evaluaciones en línea

La evaluación GIA consta de 5 evaluaciones en línea, que incluyen las áreas de razonamiento, velocidad de percepción, velocidad de cálculo y precisión, significado de palabras y visualización espacial.

Conocimiento detallado

Conozca de forma detallada la capacidad intelectual de una persona y con qué rapidez puede adoptar una nueva función o régimen laboral.

Comprender la inteligencia general

El percentil general es una estimación de la inteligencia general del candidato, que se centra en su respuesta a la capacitación, la velocidad de procesamiento intelectual, la concentración y el potencial para tener un ritmo acelerado.

General Intelligence Assessment Report

Información sobre la evaluación

Tipo de evaluación: Aptitud

Formato: 5 evaluaciones

Disponibilidad: Más de 25 idiomas

Hora de completar:

Capacitación requerida: Acreditación para GIA

Validación: Registrada ante la British Psychological Society y auditada conforme a los criterios técnicos establecidos por la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos

Antecedentes y teoría

La Evaluación de Inteligencia General (GIA) fue desarrollada hace más de 15 años por Peter Dann en el Human Assessment Laboratory de la Universidad de Plymouth. Thomas incorporó la evaluación GIA a su paquete de productos en 2006.

La inteligencia ha sido definida como la presencia de componentes fluidos y cristalizados (Horn y Cattell, 1966):

Inteligencia fluida (simple velocidad de procesamiento): procesos intelectuales básicos para manipular conceptos abstractos, generalizaciones y relaciones lógicas (Carroll, 1993). La inteligencia fluida se utiliza para resolver problemas nuevos, usar la lógica en situaciones nuevas y detectar patrones. Inteligencia cristalizada (factores aprendidos): capacidades verbales, mecánicas y numéricas, entre otras. La inteligencia cristalizada es la capacidad para utilizar el conocimiento adquirido y la experiencia.

El diseño de la evaluación de inteligencia GIA y su fundamento teórico se basan en la clasificación y taxonomía de Carroll sobre componentes de capacidad cognitiva de "g", que es la inteligencia general (factor general de rendimiento intelectual de Spearman y otros). No obstante, la evaluación GIA refiere principalmente a la inteligencia fluida y preferentemente al uso del conocimiento procedimental en lugar del conocimiento declarativo, al medir las capacidades cognitivas básicas (velocidad de percepción y razonamiento verbal, entre otras). Esto permite evaluar lo que denominamos como capacidad para recibir capacitación en lugar del coeficiente intelectual.

La evaluación GIA analiza la velocidad de la persona para procesar información, así como su capacidad para aprender y adquirir nuevas habilidades. Esta evaluación se utiliza para una variedad de fines: selección de personal, retención, formación, gestión, detección de necesidades de capacitación, orientación profesional, elaboración de planes de sucesión y análisis comparativos.

La evaluación GIA se desarrolló inicialmente como una forma de medir las capacidades cognitivas y la capacidad para recibir capacitación en la BARB (Unidad de Selección de Personal del Ejército Británico). A medida que se siguió desarrollando la evaluación GIA, el Human Assessment Laboratory utilizó las posibilidades que ofrecía la tecnología informática para iniciar la investigación y el desarrollo de la generación automática de elementos de prueba creados; así, pudo elaborar una cantidad enorme de formatos distintos, pero equivalentes, de la misma prueba (Irvine, Dann y Anderson, 1990). La evaluación GIA, junto con la versión impresa, se desarrolló a partir de los mismos principios teóricos y recursos utilizados por la BARB. Thomas International incorporó la versión impresa a su paquete de productos en 1993 y la evaluación GIA, en 2006.

Ver más Ver menos

Evaluación de inteligencia general de Thomas International

Evaluación de inteligencia general, prueba de aptitud laboral

Formato

La evaluación GIA consta de cinco pruebas en línea que simplemente evalúan capacidades cognitivas (por ejemplo, capacidades que se basan en procesos, como el pensamiento, el lenguaje, la toma de decisiones, el aprendizaje y la memoria).

Cada una de las cinco pruebas tiene un tipo de tarea y todas las preguntas tienen un mismo nivel de dificultad. El resultado se determina mediante la velocidad y precisión de la persona al responder. Luego, los resultados se comparan con los resultados obtenidos por una muestra de personas con el fin de determinar si están por debajo o por encima o si coinciden con los resultados obtenidos por la mayoría de la población.

Aunque el resultado general mide la capacidad para recibir capacitación, cada una de las cinco pruebas mide una función cognitiva específica (según se detalla a continuación):

Velocidad de percepción. Esta prueba mide la percepción de imprecisiones en textos escritos, cifras y diagramas, la capacidad para ignorar información intrascendente, la capacidad para reconocer similitudes y diferencias, además de detección de errores. Pone a prueba la velocidad de decodificación semántica y de comparación.

Razonamiento. Esta prueba mide la capacidad para hacer inferencias, razonar a partir de información proporcionada y llegar a conclusiones correctas. Esta prueba evalúa la capacidad de una persona para retener información en la memoria de corto plazo y resolver problemas.

Velocidad de cálculo y precisión. Se trata de una prueba de manejo de números y es una medición básica de la capacidad de razonamiento numérico. Mide el nivel de comodidad que demuestra una persona para trabajar con conceptos cuantitativos.

Visualización espacial. Esta prueba mide la capacidad para crear y manipular imágenes mentales de objetos. Guarda relación con pruebas de razonamiento mecánico y evalúa la capacidad de la persona para utilizar habilidades de visualización y comparar formas. Se vincula a la capacidad de trabajar en entornos donde las habilidades de visualización son necesarias para entender y llevar a cabo las tareas.

Significado de palabras. Esta prueba evalúa el conocimiento de vocabulario. Mide el nivel de comprensión de una gran cantidad de palabras de diferentes partes del discurso, además de la capacidad para identificar las palabras que tienen significados semejantes u opuestos. Evalúa la capacidad para trabajar en entornos donde es necesario entender con claridad instrucciones escritas o verbales.

Ver más Ver menos


Fiabilidad y validez

La evaluación GIA se ha sometido a rigurosas pruebas científicas para determinar su fiabilidad y validez como evaluación psicológica. Diversas investigaciones han demostrado que la evaluación GIA mide de forma coherente y válida la capacidad para recibir capacitación.

La evaluación GIA está registrada ante la British Psychological Society (BPS) después de haberse auditado conforme a los criterios técnicos que estableció el Comité Permanente Europeo de Pruebas y Evaluaciones, que forma parte de las Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos.

Ver más Ver menos

Evaluaciones de prueba de aptitud acreditadas
 

Solicite una demostración